Colaboradores Hispanos: Adolfo Jayme Barrientos

Esta es la primera de una serie de entrevistas con la que propiciamos dar a conocer las actividades de distintos colaboradores hispanos así como también estimular a otras personas a involucrarse con el proyecto.

Adolfo Jayme Barrientos nos comenta que vive en el corazón de la República Mexicana, en el estado de Aguascalientes, perteneciente a la región del Bajío, por lo que suele decir frases como «bien mucho». Es profesor de inglés, hace traducciones como freelancer y toca el cajón peruano.

Desde que estudiaba informática en la preparatoria, tomé interés por el software libre. Desde el momento en que un amigo me habló de Ubuntu, me volví un enamorado del software libre; me pedí un CD de Ubuntu 9.04 y lo instalé en mi netbook. Esta distro de Linux, como muchas otras de la época, incluía OpenOffice.org (no la confunda el lector con Apache OpenOffice, un proyecto derivado posterior). Aunque yo ya conocía este paquete de oficina de Sun Microsystems por revistas, aquí fue la primera vez que lo utilicé de forma intensiva. Y a medida que lo utilizaba, descubrí muchos pequeños problemas de traducción. Con el paso del tiempo me fui involucrando en la traducción de Ubuntu y, cuando LibreOffice emergió, ya sabía en qué área quería ayudar.”

En mis ratos libres me dedico a la traducción al español de la interfaz del programa, lo que incluye no solo al paquete de escritorio, sino a las aplicaciones para Android y iOS y la versión para navegadores web. (¡Necesitamos ayuda!, en especial para ayudar a actualizar los manuales.) En ocasiones colaboro con el equipo de UX (Experiencia de Usuarios, por sus siglas en inglés) y hago pequeñas modificaciones a los cuadros de diálogo o a los temas de iconos. Me gustaría poder dedicar más tiempo a esta área. Estoy algo limitado aquí además porque no sé programar en C++, ja, ja..”

Mi experiencia inicial al contribuir con LibreOffice fue muy, muy gratificante. Fue muy fácil empezar, en especial si uno compara con la burocracia que existía cuando Sun manejaba OpenOffice.org. Y siempre es bonito ver el fruto de los esfuerzos de uno reflejados tan rápidamente en las actualizaciones del programa (LibreOffice se actualiza todos los meses)..”

He aprendido muchísimo, sobre todo de la retroalimentación de los usuarios, a quienes pongo por encima siempre. Mi objetivo es facilitarles la vida y ahorrarles tiempo.”

¿Qué es lo que más necesita LibreOffice en este momento?

Los programadores y diseñadores ha realizado una labor titánica durante estos casi siete años para actualizar la antiquísima base de código de OpenOffice.org (data de principios de los 90, si mal no recuerdo), pero seguimos adoleciendo de pequeños problemas de UX que son difíciles de tratar sin el respaldo económico de una empresa. Base es el componente que más sufre y que menos ha evolucionado de los seis aplicativos de LibreOffice.”

Absolutamente todo lo que ven en LibreOffice puede ser mejorado con la ayuda de cualquier persona. Somos voluntarios que creemos en el poder transformador del software libre. Los invitamos a unirse a nuestro gran equipo, sin importar cuáles sean sus habilidades (marketing, escritura técnica, idiomas, programación, control de calidad…). Somos un equipo global y diverso, y nos encanta ver caras nuevas y ayudarnos entre sí..”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *