Colaboradores Hispanos: Adolfo Jayme Barrientos

Esta es la primera de una serie de entrevistas con la que propiciamos dar a conocer las actividades de distintos colaboradores hispanos así como también estimular a otras personas a involucrarse con el proyecto.

Actualizado, Octubre 2020

Adolfo Jayme Barrientos nos comenta que vive en el corazón de la República Mexicana, en el estado de Aguascalientes, perteneciente a la región del Bajío, por lo que suele decir frases como «bien mucho». Es profesor de inglés, hace traducciones como freelancer y toca el cajón peruano.

Crecí en una casa donde no teníamos videojuegos ni computadora, pero estaba llena de libros; desarrollé el gusto por la lectura, la tipografía, la composición y el diseño de libros.

Desde que estudiaba informática en la preparatoria, tomé interés por el software libre. Desde el momento en que un amigo me habló de Ubuntu, me volví un enamorado del software libre; me pedí un CD de Ubuntu 9.04 y lo instalé en mi netbook. Esta distro de Linux, como muchas otras de la época, incluía OpenOffice.org (no la confunda el lector con Apache OpenOffice, un proyecto derivado posterior). Aunque yo ya conocía este paquete de oficina de Sun Microsystems por revistas, aquí fue la primera vez que lo utilicé de forma intensiva. Y a medida que lo utilizaba, descubrí muchos pequeños problemas de traducción. Con el paso del tiempo me fui involucrando en la traducción de Ubuntu y, cuando LibreOffice emergió, ya sabía en qué área quería ayudar.”

Cuando tuve mi primera computadora me fascinó: la lectura también me dio una ventaja para aprender idiomas, y a la hora de elegir una carrera universitaria, me fui directamente a la lingüística. Trabajo como profesor de inglés como lengua extranjera (EFL) con alumnos de 12 a 15 años.

Empecé a traducir software hace once años, y comencé a hacerlo profesionalmente hace unos cinco años, para financiar mi matrícula universitaria. Ahora soy trilingüe, y sigo leyendo libros en varias lenguas románicas siempre que tengo tiempo libre.

Además de proporcionar traducciones al español de los diferentes productos desarrollados en The Document Foundation, colaboro con los equipos de diseño y documentación.}. (¡Necesitamos ayuda!, en especial para ayudar a actualizar los manuales.) En ocasiones colaboro con el equipo de UX (Experiencia de Usuarios, por sus siglas en inglés) y hago pequeñas modificaciones a los cuadros de diálogo o a los temas de iconos. Me gustaría poder dedicar más tiempo a esta área. Estoy algo limitado aquí además porque no sé programar en C++, ja, ja..

“Cuando se supo que Oracle estaba comprando Sun, me preocupé. Había estado usando Linux durante un año; temía que la principal suite de productividad disponible para Linux, OpenOffice.org, moriría gradualmente como resultado de un mal liderazgo. Afortunadamente, la comunidad del proyecto tomó las riendas del mismo y evitó un destino negativo para las personas que, como yo, se preocupan por tener que almacenar el trabajo de nuestra vida en formatos propietarios que pueden ser desaprobados en el futuro. Mi experiencia inicial al contribuir con LibreOffice fue muy, muy gratificante. Fue muy fácil empezar, en especial si uno compara con la burocracia que existía cuando Sun manejaba OpenOffice.org. Y siempre es bonito ver el fruto de los esfuerzos de uno reflejados tan rápidamente en las actualizaciones del programa (LibreOffice se actualiza todos los meses)..”

He aprendido muchísimo, sobre todo de la retroalimentación de los usuarios, a quienes pongo por encima siempre. Mi objetivo es facilitarles la vida y ahorrarles tiempo.”

¿Qué es lo que más necesita LibreOffice en este momento?

Los programadores y diseñadores ha realizado una labor titánica durante estos casi siete años para actualizar la antiquísima base de código de OpenOffice.org (data de principios de los 90, si mal no recuerdo), pero seguimos adoleciendo de pequeños problemas de UX que son difíciles de tratar sin el respaldo económico de una empresa. Base es el componente que más sufre y que menos ha evolucionado de los seis aplicativos de LibreOffice.”

Absolutamente todo lo que ven en LibreOffice puede ser mejorado con la ayuda de cualquier persona. Somos voluntarios que creemos en el poder transformador del software libre. Los invitamos a unirse a nuestro gran equipo, sin importar cuáles sean sus habilidades (marketing, escritura técnica, idiomas, programación, control de calidad…). Somos un equipo global y diverso, y nos encanta ver caras nuevas y ayudarnos entre sí..”

Es genial que el liderazgo de TDF haya producido un ecosistema tan saludable de empresas que aportan desarrolladores a LibreOffice, sin monopolizar el poder. Su comunidad es muy equitativa como resultado. Sin embargo, se necesitan inversiones en el front-end. No podemos confiar tanto en voluntarios para desarrollar ese tipo de mejoras en la interfaz de usuario que señalan el progreso a los usuarios finales. Cuestiones como la representación de iconos SVG y el desplazamiento de la pantalla táctil son muy necesarios, pero aún no han encontrado su financiación.

En cuanto a mis planes, me gustaría dedicar tiempo a aprender sobre las mejores formas de comercializar nuestros productos y atraer a colaboradores de mi zona.

Comentarios

  1. By alfredo enrique laguna diaz

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad * for Click to select the duration you give consent until.