Miembros de nuestra comunidad: Ismael Fanlo

LibreOffice reúne el trabajo de cientos de voluntarios y desarrolladores certificados alrededor del mundo. Hoy hablamos con otro miembro de la comunidad acerca de sus actividades y experiencias en el proyecto.

¿Dónde vives?, ¿podemos seguirte en redes sociales?

Soy de Barcelona, Cataluña, España. En redes sociales, solo estoy activo en Facebook a nivel personal y en LinkedIn profesionalmente. En relación a LibreOffice, tan sólo en algunos canales de Telegram.

¿A que te dedicas?

Me dedico a la formación ofimática como freelance. Me gusta decir que soy un mercenario de la formación informática. Lamentablemente, tengo más trabajo en cursos de Microsoft Office que en los de LibreOffice. Como contraste, estos últimos están mejor pagados. ;-)

Como docente, dispongo de abundantes certificaciones profesionales, pero de la que más orgulloso estoy es de la de LibreOffice Professional Trainer, obtenida este mismo mes. Y es mi preferida porque aúna mi orientación profesional (docencia ofimática) con mi pasión (software libre).

¿Cómo te involucraste con la comunidad?

Fue un fluir natural desde OpenOffice.org, donde participé desde el principio. Ya era usuario de StarOffice antes de que se crease la comunidad. Como anécdota, en un centro de estudios con el que colaboraba, me encargaron hacer unas presentaciones para promocionar la certificación Microsoft Office User Specialist… ¡y yo preparé las presentaciones con el Impress de StarOffice! :-D

Desde hace unos meses, en que conocí el canal hispano de Telegram gracias a Carlos Parra, he comenzado a participar más intensivamente.

¿En cuáles áreas del proyecto LibreOffice te encuentras activo?

Desde siempre, y por mi naturaleza de profesional docente, me he sentido muy cómodo en el soporte a usuarios. En las listas de correo de OOo desde el principio, y más adelante en los foros de consultas de OOo, donde también tienen cabida dudas de LibO. Recientemente estoy bastante activo en el canal de LibreOffice-ES en Telegram. Debería acostumbrarme a la web de consultas ask.libreoffice.org, pero me resulta algo incómoda y caótica.

Me interesa mucho la documentación, así que también acabo de ingresar en el proyecto de documentación en español. Aunque, más que traducir, me gusta elaborar documentación propia: minitutoriales, guías, cursos. Estoy a punto de publicar de forma abierta unos cursos de Writer y Calc que elaboré por encargo de la sección española de Amnistía Internacional y que también se están utilizando en la Escola Balear de Administració Pública y en la Diputación de Alicante. De momento en mi canal de Youtube ya están públicos los vídeos de los cursos.

¿Cómo fue tu experiencia inicial al contribuir con LibreOffice?

Como comenté antes, realmente me inicié con OOo y lo que más me impresionó fue el espíritu de comunidad y apoyo mutuo, que se respiraba. En LibreOffice se redobla esta sensación al no tener las interferencias de Sun Microsystems ni Oracle que enturbiaban el proyecto OOo.

¿Qué es lo que más necesita LibreOffice en este momento?

¿Grandes masas de usuarios? Eso es lo que nos hace falta. Pero es muy difícil. Se requiere cierta conciencia para dar el paso desde los programas privativos dominantes. Yo evangelizo todo lo que puedo en mis cursos de Microsoft Office. Creo que algún nuevo usuario habré captado. Soy como un infiltrado del software libre en el software privativo. ¡Aunque hay quien afirma lo contrario! Je, je… divertida vida la del “agente doble”.

En el aspecto técnico del programa me encantaría poder disponer en Calc de los filtros mediante segmentadores de datos (slicers) y de las funcionalidades del modelo de datos y tablas dinámicas avanzadas de que dispone Excel.

¿Qué haces cuando no trabajas en LibreOffice?

Fuera de la informática, participo en SCORZA, una asociación orientada a difundir el arte y la cultura latinoamericanas en Cataluña. Con ello ya no me queda tiempo para nada más. ¡Ni para echarme novia! ;-)

¿Algo más que quisieras agregar?

¡Ah, sí! Me he propuesto superar mi anglo-analfabetismo. Aunque con esfuerzo soy capaz de leer, no puedo llegar a tener una conversación. En mis tiempos de descanso uso una aplicación para aprender o mejorar mi inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *